"Ciencia, Virtud y Acción"

Siguenos en: Logo dominicos

Talleres

Banda

El estudio de un instrumento musical beneficia enormemente el desarrollo del niño a temprana edad. La música tiene en su estructura un componente matemático y se aprende prácticamente jugando, ya que es una actividad o materia más ligada con la expresión, el divertimento y el placer. Así, los niños van entrenando y estimulando sectores del cerebro que luego utilizarán con mayor fluidez para otras materias que aprenderán en sus vidas.

La práctica en conjuntos orquestales desarrolla una actitud de trabajo en equipo que enseña a perseguir objetivos comunes, a colaborar con el compañero para lograr un resultado que satisfaga a ambos y a terceros, así como a responder a la autoridad de un guía que dirige el proceso creativo.

Sin lugar a dudas, todos son beneficios que la mayor parte de los adultos no visualizan. Erróneamente se cree que estudiar o tocar música es una actividad puramente recreativa, desprovista de disciplina, metodología y exigencia pero en realidad es más bien es todo lo contrario. No se puede tocar bien sin un estudio disciplinado. En este proceso, se incorpora el concepto de la autoexigencia y la persecución de resultados de calidad. Numerosos estudios han demostrado estadísticamente que la mayoría de los niños que estudian un instrumento musical mejoran su rendimiento escolar.

Responsable: Prof. José Vásquez y Prof. Jesús Surco

Horario:

Lunes a Viernes: 3:20 a 5:30 P.M.
Sábado: 10:00 a 13:00 horas

M. Teresa de la Cruz

El «yo» quita la paz, quita la alegría, es como una uña del demonio metida en el corazón ¿quién se puede alegrar con una uña metida en el corazón?

Papa Francisco