Historia

Fundación

La I.E. P. Nuestra Señora del Rosario fue fundada como colegio particular en el año 1870 por la señorita Elena Chávez Delgado. Se obtuvo la Licencia de Funcionamiento del Honorable Concejo Departamental el 15 de Setiembre de 1874. Ella como mujer de gran visión consideró una urgente necesidad el brindar a la mujer un nuevo tipo de educación que le permita enfrentar los retos que plantea el mundo. 

Madre Elena Chávez

El año 1899 la señorita Elena inicia y funda la congregación docente de Nuestra Señora del Rosario pasando el Colegio a ser dependencia de esta congregación. La Madre Elena fue la primera directora de este colegio y ejerció el cargo por 56 años.

Madre Elena, como la llamaban cariñosamente, logró acreditar el colegio que fundó como un servicio al pueblo, a las jóvenes de escasos recursos, colaborando con el bienestar de cada alumna y por lo tanto la sociedad.

Miles de jóvenes se educaron para el esfuerzo, la lucha y el trabajo, bajo los signos de una profunda piedad cristiana, mucha exigencia y clara fidelidad a su lema “Ciencia, Virtud y Acción”. Buscar siempre la verdad para que a la luz del Evangelio se conviertan en constructoras de una sociedad mejor.

La instrucción en el colegio no solo era teórica sino práctica y ordenada a las exigencias sociales de la mujer a fin de que tenga un porvenir feliz en cualquier estado o profesión que adopte. El colegio se caracterizó por su alta calidad de enseñanza siempre a la vanguardia de su tiempo.

Misioneras Dominicas
del Santísimo Rosario

La madre Rosa Ojeda, religiosa de la Congregación Docente, asumió la Dirección del Plantel después de la muerte de madre Elena. En el año 1948 ella, debido al escaso número de religiosas en la Congregación Docente de Nuestra Señora del Rosario, fundada por madre Elena, consideró necesario y planeó de acuerdo con las autoridades eclesiásticas unirse a la Congregación Religiosa Misioneras Dominicas del Santísimo Rosario. El día 29 de marzo de ese año se fusionan ambas Congregaciones Religiosas, asumiendo desde ese día la responsabilidad del Colegio Nuestra Señora del Rosario las Madres Dominicas. Fueron incorporadas a esa Congregación Religiosa con todas las gracias y privilegios las tres hijas de madre Elena: madre Rosa Ojeda, madre Carmen Chamorro y madre Victoria La Rosa.

Las madres Dominicas viviendo la espiritualidad de su orden, basada en la búsqueda de la verdad : “Veritas”, verdad en Dios vivo, inculcaron el amor al saber y a la práctica de los valores cristianos, bajo el lema: “Ciencia, virtud y acción” haciendo vivir la letra que canta el Himno del Colegio “Dios, el Perú y mi Colegio”.

Durante 45 años el Colegio Nuestra Señora del Rosario fue conducido por las madres Misioneras Dominicas del Rosario, una fundación que surgen en la selva peruana en 1918.

Para conocerla más ingresa a:
https://www.hnasmdr.org/nuestra-historia/

El fundador Mons. Ramón Zubieta y Les, se encuentra en proceso de beatificación y la fundadora Madre Ascensión Nicol Goñi, en proceso de canonización.
https://www.hnasmdr.org/fundadores/

Canonesas de la Cruz

A partir del año 1994 hasta el momento la Promotoría, Dirección y Administración del Colegio Nuestra Señora del Rosario pasó a la Congregación Religiosa Canonesas de la Cruz, quienes a pedido del arzobispo de Arequipa, Monseñor Fernando Vargas Ruiz de Somocurcio, en razón de que las madres dominicas anunciaron al arzobispo que se retiraban del colegio por ser necesario su trabajo y servicio en los centros misionales de la selva peruana.

Asumieron el cargo de directoras a lo largo de estos años y hasta la fecha las madres Canonesas: R.M. Soledad Espinel Espinoza, R.M. Aurora Rojas Sullón, R.M. Olga Sarmiento Gottisch, R.M. Ruth Chunga Rojas, R.M. Juana Herrera Torres, R.M. Mercedes Tasayco Saravia, R.M. Florencia Huamán Arias y en la actualidad R.M. Patricia Seclén Luna.

La congregación también es de origen peruana, fundada por la V. Madre Teresa de la Cruz Candamo en 1919. Desde entonces no sólo laboran en nuestro país, sino que han expandido su labor por el mundo. Están presentes en Argentina, Chile, Venezuela, Albania e Italia (fue precisamente en Alassio que Teresa tuvo un encuentro definitivo con su vocación), fieles a la base sembrada por Teresa de la Cruz: reconocer en el sufrimiento del pobre el misterio de la cruz de Cristo, en la que toda esperanza de redención confluye.

En Perú, cumplen una fructífera labor como educadoras a cargo de diferentes colegios:

• Institución Educativa Privada Nuestra Señora del Rosario: Arequipa.
• Institución Educativa Privada Nuestra Señora de la Providencia: Chincha.
• Institución Educativa Privada Teresa de la Cruz: Huancavelica.
• Institución Educativa Privada Nuestra Señora del Carmen: Paramonga.
• Institución Educativa Privada Jesús de Nazareth: Pimentel.
• Institución Educativa Privada Juan María Rejas: Pachia.
• Institución Educativa Pública Virgen de los Dolores: Yurimaguas.
• Institución Educativa Privada De la Cruz: Pueblo Libre-Lima.
• Institución Educativa Privada De la Cruz: Ica.
• Institución Educativa Privada Santa Teresita: Cajamarca.
• Institución Educativa Privada Santa Rosa de Lima: Chimbote.
• Cuna Jardín Jesús de Nazareth: San Borja – Lima.

Conozcamos a nuestra congregación en:

https://canonesasdelacruz.com/category/vida-de-madre-teresa-de-la-cruz/